25 agosto 2006

Tengo el corazón con "aujeritos" y van....

Anoche volvió la impresentable pareja que ya se a transformado en un clásico del bar y por lo tanto de este muy mal escrito blog.
La verdad es que esos dos me tienen podrido, así que la voy a tratar de contar cortita.

A las tres y media de la mañana cerré el piso de arriba y me fui a la barra de abajo, ingrata sorpresa fue encontrarlos sentados allí. Estaban totalmente ebrios.

Abrimos una cerveza negra con el barman de tenebroso apodo y nos dispusimos a contemplar el espectáculo que seguramente darían. Diez minutos después comenzaron a pelear, aunque la verdad es que no se les entedía, al instante estaban nuevamente a los besos.

Un rato después se intentaron parar y terminaron en el piso de tan borrachos. Mi compañero les pidió que se retiren. Él abrió la puerta pero se volvió para ir al baño, entonces me levanto para cerrarla y, cuando salgo de atrás de la barra, siento que la mina me toca la cola, cuando me doy vuelta la estúpida intentó poner una cara sexy, que más que eso fue lamentable, horrible la pobre.

Él salió del baño y empezó la discusión porque ella no quería subirse a la moto, lo trató de borracho pelotudo. Él le respondió con otra frase que pasará a la historia: -Basta, tratame como persona-

Finalmente salieron, discutieron media hora afuera, ella le pegó, él la empujó, se volvieron a besar, intentaron subir a la moto y terminaron nuevamente en el piso, hasta que finalmente salieron los dos en la moto a toda velocidad... por la vereda.

Charla entre mi compañero y yo media hora después:

-¿Che flaco, como mando un mensaje de texto a muchas personas?- Me preguntó.

-Ni idea, mi celular es distinto- Contesté

-La puta madre, me voy a comprar uno que cueste cuarenta mil dólares-

-¿Ahhh, y que tienen de buenos?-

-¡¡¡Que te tratan como persona!!!-

5 comentarios:

Alicia dijo...

qué cosa, no? sólo una palabra me sale para la parejita: PATÉTICO.

YAYA dijo...

Yo creo que el barman de tenebroso apodo aprendió a manejar su celular, incluso hasta me cargó vía sms por la victoria de Belgrano que a mi ni fu ni fa.

Hay gente que va al bar a pasarla bien, esa pareja de tórtolos, deben disfrutar mucho de sus propios espéctaculos.

En mi perfil hallará una dirección de correo electrónico que me pertenece, Tráteme como persona y envíeme su dirección electrónica así optimizamos la comunicación.

silvi a. dijo...

El amor es algo que a veces resulta incomprensible, pero no es nada que un poco de alcohol, aire fresco y puñetazos no pueda dejar en claro.

El Bartender dijo...

Silvia, no diga puñetazos que este blog es leído por gente en España y van a pensar cualquier cosa. Aclaremos para ellos que acá esa palabra describe la acción de pegarle a otro en la cara con la mano cerrada.

(me dejó el chiste fácil...)

TT dijo...

Bueno, yo le aviso nomás, que esa frase será utilizada por mí, no podría dejarla pasar... entiende no?
Y no sea malo... dele una oportunidad a la muñeca, no debe ser fácil poner cara seisi con tanto alcojól encima.