03 agosto 2006

Sos el primer trabajador

Llegaron a eso de la una de la mañana.

Unos tenía un gorrito estilo Chavo del 8, el otro pelo con rastas. Uno cargaba una pesada mochila, el otro una más chica y una guitarra. Los dos tenían bastante olor. Se sentaron en una mesa.

"Pueda ser que no me rompan las pelotas estos sucios de mierda" Pensé en un arrebato del tipo Canal 9.

Luego de estar diez minutos sentados en la mesa uno se levantó y llegó a la barra.

-Hola chabón, dame un chela- Dijo con un acento a Capital Federal bastante molesto

-¿Una que?- Dije a propósito

-Una chela loco, una birrita-

-Ahh, una cerveza- Si hay algo que detesto es cuando le ponen apodos a las cosas, me hago el que no se de que me hablan.

Le doy la cerveza sin pronunciar nada más que las dos palabras mágicas:

-Cuatro pesos-

Luego de un rato y de tenerles que hacer apagar un cigarrillo porque no se puede fumar y un sahumerio porque no me gustan, los veo contar monedas.
Viene el mismo de antes, para en la barra y tira (porque no puedo decir que puso, sino que tiró) unas monedas.

-Otra chela chabón-

Siempre con mis manos detrás de la espalda inclino un poco la cabeza, miro las monedas y, sin contarlas, le digo:

-Falta-

-Si chabón, son tres pesos, pero me vas a cobrar un peso menos porque yo soy de la Capital y artesano-

Si era un chiste era de pésimo gusto, pero lo peor era que no, lo decía en serio.

-Mira estúpido, andate ya de este bar antes de que te partamos la cabeza-

Agarraron sus cosas y, cuando llegaron a la puerta, el que había venido a la barra empezó a gritar:

-Loco yo soy artesano, a mi me tenés que cobrar menos, sino buscate un trabajo como la gente-

Todavía no entiendo lo que quiso decir, parece que el muchacho se considera una especie de gran trabajador o artista incomprendido, todo por vender aritos hechos con alambre quirúrgico

7 comentarios:

Alabama Worley dijo...

Llamemé discriminadora, pero a mí, la gente que huele mal sin pudor me cae mal, la gente que elige un estilo de vida sin lujos y después te los manguea, me cae mal, la gente que te quiere imponer la buena onda, me cae mal; los """Artesanos""", reúnen todas esas categorías y muchas mas, asi que generalmente, los aborrezco.

no dijo...

Pero no hacen aritos con alambre quirúrgico, eso sería una locura... la alpaca no es un alambre quirúrgico... creo...
Cuando fui al Bolsón estaba lleno de esta gente, uno más drogado que otro y mujeres con pelos en las axilas como manera de manifestar su "libertad". He conocido muchos de estos "JIPIS" que se cagan en el mundo. Encima llenan de mugre el Lago Puelo.... ¡ningún descuento! ¡que vayan a laburar!

YAYA dijo...

Alabama expuso sobriamente una opinión que comparto. Nunca entendí por qué pide descuento un tipo que elige un modo de vida tan poco civil.

Odio, le juro que odio, a los tipos que ensahumerian el bar.

silvi a. dijo...

Nunca entendí por que tienen que ser mugrientos.
Los artesanos son una especie lingera con “laburo” que no reditúa, en este encuadre, se creen con derecho de exigirte descuentos y demás consideraciones. Los artesanos son una especie manipuladora.
Encima mugrientos.

xxx FroggieS xxx dijo...

(¿defensora de pleitos perdidos yo).
Comparto varias de las características vertidas aquí pero...OOOODIO LAS GENERALIZACIONES...Estamos de acuerdo que sucedió lo que pensabas que IBA a suceder en cuanto los viste, y ya estabas predispuesto, PERO, ¿qué habría pasado si estos artesanos justo eran limpitos, educados y no tenían intenciones de garronear? Estoy seguuura de que también los hay.

Ana Polilla dijo...

JAJA, espectacular la parte de la mafia en el relato. Qué va hippie roñoso!

Según mi abuela a mi los artesanos me miran porque me ven como una de ellos. La vez que me lo dijo la miré tan fuerte que creo que casi la mato con la mente jaja.

Tené cuidado, yo tengo familiares artesanos (?)

Si los ves pegales de mi parte.


Saludos!

TT dijo...

Matenloooooo, matenloooooooooooooooo! Odiamos a esa gente!