26 marzo 2008

Marketing

Córdoba, mal que nos pese, tiene sus defectos; circunstancia que no es obstáculo para que siga siendo la mejor ciudad del mundo o, cuanto menos y lo que realmente nos importa, mejor que la Tenebrosa Rosario.

Quizá el peor defecto de Córdoba es ser una ciudad fuertemente clerical y conservadora. Quienes desmienten esto mostrando el argumento del Cordobazo se olvidan que aquí nació, entre otras cosas, la Revolución Libertadora. Pero ya estoy agarrando para el lado de las ramas; lo que quería decir es que Córdoba es una ciudad clerical y su area central está placada de iglesias y conventos que, durante la semana santa, sirven como atractivo turístico para europeos portadores de euros y connacionales portadores de culpa.

El Bar; como forma de atraer clientes, tan ávidos de asuntos celestiales por estos días, incluye entre la música para esta semana un grupo que hace furor entre la curia:


4 comentarios:

Anónimo dijo...

-Jajaja buena foto...esas ciudades hermosas por donde se les vea a pesar de los pesares, de las culpas y de los turistas...acá en la Guadalarajara tricolor, los catolicos rancios de culpa están de fiesta porque su H.Cardenal está de cumple..ojala el sr. Benedicto viniera a hecharse un palomazo en la megafiesta del clérico tan querido por acá.. -si es que antes los narcotraficantes no los confunden y los matan por equivocacion como ha ocurrido en los ultimos años-) pero bueno males necesarios hay que mantener al pueblo entretenido aunque sea llendo a misa- es una pena esto pero es la realidad..
Ah las vacaciones y los bares.. ahí si hay que agradecer a quien sea. alzar la copa y birndar.. ese si es pretexto!!

Saludos

Fátima

El Bartender dijo...

Fátima!! tanto tiempo. El tequila se me acabó hace ya mucho tiempo, tendrá que venir a Córdoba de vacaciones una vez más.

YAYA dijo...

Da gana de hacerse metalero, le juro.

Soñar con un embarazo dijo...

simplemente no me gusta el Papa