25 junio 2007

La edad de una dama

Sábado, tres de la mañana, el bar está repleto de adolescentes como todo fin de semana.
Carlitos y el Yaya comparten a regañadientes una jarra de fernet acodados en la barra mientras charlamos sobre vaya a saber que importantísimo asunto.

Entran tres personajes de esos indeseables autotitulados artesanos; hombre de unos 40 años, y dos mujeres de 35 y 45 según nuestro rápido cálculo. Bromeamos sobre su lamentable aspecto de cuerpos consumidos por las drogas baratas y la extraña enfermedad que vino del norte.

La más vieja viene a la barra me da $10 y pide un cerveza. Agarro los diez, los meto en la caja y sigo hablando como si nada, ella se da vuelta no comprendiendo lo que sucede y vuelve con otros $10, le doy la cerveza más caliente que encuentro.

A los 20 minutos mi nariz detecta humo y no precisamente de tabaco. Salgo como disparado hacia afuera de la barra y encaro directamente para la mesa donde estaban, no me equivoco, eran ellos.

-Che la puta que te parió, apagá eso antes que te parta la cabeza- Fue mi amable pedido.

-¿Porqué?- Me desafía

-Porque tienen 50 años y están en un bar de pendejos, pedazo de ridículos, no les da vergüenza. 50 años. Y si sos tan malo vení que te cago a trompadas-

El Yaya, Carlitos el Cabaretero, Miguel el Electricista y Tony el Repartidor se paran detrás mío en belicosa actitud hacia el sujeto que queda mudo y agacha la cabeza. Mientras vuelvo a la barra le voy gritando:

-50 años, ridículos, vayan a dormir que cierra el asilo.- Todos los clientes se les ríen
Vuelvo a la barra. El Yaya me dice:

-Sos hiriente cuando querés, desgraciado.-

En eso se aproxima la más grande de las mujeres con evidente cara de indignación y grita provocando la risa de todos:

-Ehh....eh...e...y.....yy....yo......yo.......yy...yo no tengo 50!!!-

5 comentarios:

YAYA dijo...

El bar, vaya uno a saber por qué, últimamente se ha repletado o de ni niños de menos de 20 o de jovatos de arriba de 45. Hay noches en las que me bamboleo de Lennon a Fly City sin moverme del lugar.

Ahora, la dama (póngale dama si quiere) es la hija de la dueña del Colegio del Otro Maestro, según supe no tiene 50, como maliciosamente pretende usted, sino apenas 48.

AnTo.- dijo...

traten bien a la dama o el Otro Maestro se queda sin laburo y después no hay fiesta!

Alicia dijo...

Fea la actitud...

Gise dijo...

El bar apto para que edad sería? No discrimine che, las mujeres se sienten muy tristes con el tema de la edad (a mi todavía no me toco)
Hasta pronto.-

El Bartender dijo...

Yaya: Se ve que usted es de la época de Steel, Face Disco y LeBlock. Vaya que le cierra el asilo.

Anto: La fiesta no nos interesa mucho, estamos mas focalizados en la despedida de soltero ¿Adivine donde va a ser?

Alicia: Si, pero me hizo sentir bien.

Gise: El bar es apto para todas las edades (+18, claro), siempre y cuando no me molesten.