14 marzo 2007

Asco

Martes, cerca de las 23:00 hs, el bar está repleto de gente, Led Zeppelin suena a todo volumen y afuera llueve a cántaros.

Una mujer como de cuarenta años bebe y se hace la bonita sobre la barra, los ocasionales clientes parecen aceptar, saben que ahí hay cama fácil.

Como refugiándose de la lluvia un perro se mete dentro del bar y comienza a ladrar, los esfuerzos por sacarlo son inútiles.

Dicha mujer dice -"Déjenme a mí"- Se agacha, acaricia al perro y le da de tomar cerveza de su propio vaso que el perro toma contento. Se levanta, apoya el vaso sobre la barra y yo me acerco para agarrarlo y ni siquiera lavarlo sino tirarlo a la basura.

No me dió tiempo, siguió tomando como si nada.

3 comentarios:

La Maga dijo...

¿Le dio cerveza al perro? y encima despuès toma ella..pobre perrito...¿despuès lo aceptaron en el bar o lo sacaron de una a la calle?

YAYA dijo...

Hay que ver. Con un par de cervezas encima cualquier perro puede resultar mejor interlocutor que alguno de esos parroquianos que veletean a cualquier bagre en pos de la cama fácil.

CaboReyes! dijo...

Hace tiempo sentado en una plaza me di con que una vecina mayor ya toma helado con su perro al viejo estilo "una cucharadita para cada uno" mire! si no es la misma debe ser familia che!