13 febrero 2007

Sobre idiotas, sucios, nazis y marxistas

Uno:
-Che Yaya, mirá el aparato que está sentado al fondo.- Dije

-No tiene más de aparato que todos los demás.-

-Fijate bien, el otario tiene unos inmensos anteojos cuadrados con marco de acetato marrón.... y sin vidrios.-

Dos:
-Che petiso, ese que entró va a ser para problemas- Advertí al Barman de Escasa Estatura y prominente cornamenta.

-Cierto, mirá la pinta que tiene, no le pienso vender.-

-Hoooolaaaaa looooocoooo, me darias una birrita.-

-No.-

-Uuuuu hermaaaanoooo, porque esa mala oooondaaaa.-

-Andate antes que pegue, sucio de mierda.- Fue la amable explicación.

Tres:
-Me das una jarra de fernet sin hielo. El hielo me "desnaturaliza" la bebida.- Me dijo un viejo con pinta de no bañarse hacía una semana.

-Sin hielo te lo cobro doble.- Contesté para que se fuera

-Siempre igual en este bar . Hace dos años que no venía, la última vez me habían echado, ahora vuelvo y pasa lo mismo, son todos una mierda.-

-¿Quien te sacó del bar y porque?- Pregunté para sacarme la duda

-Un gordo que atendía arriba me pegó y me tiró a la calle cuando yo reconocí que era nazi, gordo zurdo, que se cree.-

-Entonces andate antes que yo te parta una botella en la cabeza, nazi de mierda.-

-¡¡¡En este bar discriminan!!!-

Cuatro:
-Hola viejo, me das una cerveza y la tomás conmigo.-

-No. No tomo cerveza, tomo whisky.- Siempre tan amable yo.

-Uhhhh, te cagás para discutir conmigo sobre marxismo, burgués de mierda.-

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Seguro es un bar de judios

El Bartender dijo...

Exacto. Si venís te hacemos gratis la circuncisión.

YAYA dijo...

Se olvido de contar el trato diferencial que reciben ciertos brasileños en el tugurio.