24 noviembre 2006

El Políglota

El poder imaginativo de los borrachos para deformar situaciones es casi inigualable, ellos entienden lo que quieren entender y si no lo entienden lo inventan.

Resulta que una noche (creo fue un martes) a eso de las tres de la mañana entran al bar siete u ocho extranjeros, se sientan en una mesa y piden cervezas y tequila.
En la punta de la barra Toni y José hacía varias horas que tomaban y estaban ya bastante borrachos.

Tres de los extranjeros tenían la cabeza totalmente rapada, por lo que José exclamó en voz más o menos alta:

-Estos putos son skinheads, vamos a pegarles-

-Para che, si fueran fachos no entrarían a un bar donde lo primero que se ve son los afiches del Che y Tupac Amaru, además son extrajeros y, por si fuera poco, son ocho y te van a partir la cabeza.-

En eso, uno de ellos se acerca a la barra y, en inglés, pide más cervezas. Ante la pregunta de El Barman de Tenebroso Apodo sobre su lugar de origen, en un pésimo español contesta que eran de República Checa, integrantes del Teatro Negro de Praga que había actuado esa noche en la ciudad.
José miraba todo entre desconcertado y desconfiado cuando se animó a preguntarle:

-¿Y que les parece Argentina?-

El checo se quedó sin palabras en español así que contestó en inglés:

-Beautiful country and beautiful people-

José miró desconcertado a Toni, que le dijo:

-Dice que es un hermoso país con hermosa gente-

La cara de José pasó del desconcierto a la admiración y, tomando a Toni del brazo y mirándolo fijamente, dijo:

-Uyyy loco.... no sabía que vos hablabas checo-

5 comentarios:

Barman dijo...

jajaja, con lo dificil que es el checo.

Asi que los checos que hablan ingles suelen ir a bares argentinos con fotos del che a tomar cerveza, ummmmmm, interesante fenomeno.

Matias dijo...

...y hablan en ingles con argentinos que hablan mal el español de tan ebrios y confunden el ingles con el checo, todo eso en un bar donde hay fotos del jamaiquino Marley y del Ruso Bakunin pero se escucha música en alemán y en croata y los empleados somos fanáticos del cine francés y la comida china a pesar de que todos tenemos apellidos italianos.

El Bartender dijo...

Esta porqueria todavia no le entiendo, en el comentario anterior puso mi nombre y no el nick

Alicia dijo...

Qué le pasa a Matías?...anda rengueando? upa!

YAYA dijo...

Y a no olvidarse que entre toda esa internacionalidad, los empleados son hinchas de Belgrano, ese club boliviano.

Yo estoy en contra de que los checos copen el bar, para eso, a pocas cuadras creo que por la Montevideo, solían tener Varsovia.