19 julio 2007

El bar adhiere desde hace tiempo al separatismo cordobés y aboga porque ésta, la mejor ciudad del universo, alcance su independencia. En este camino, nuestra amada Córdoba de la Nueva Andalucía tiene a su mayor enemiga, la Tenebrosa Rosario, ciudad que siempre intentó parecerse a Córdoba aunque nunca pudo. El recelo entre cordobeses y rosarinos nunca terminará.

Pero hoy; el Bar, Córdoba, Argentina y todo el mundo llora la muerte de unos de los más grandes hijos de Rosario. El Negro Roberto Fontanarrosa dejó este mundo; Inodoro Pereyra, el renegau, se ha quedado sin padre.

2 comentarios:

YAYA dijo...

Leída la introducción, a la que suscribo redondamente, estaba por ponerme a cantar 'Ya todos saben que en Rosario están de luto'.

Pero la muerte del Negro Fontanarrosa pone triste a todos.

niñito jesús dijo...

Ni olvido ni perdón